Causas del estreñimiento

Causas del estreñimiento.Son muchas las causas de padecer estreñimiento, aunque el factor más

prevaleciente es el estilo de vida, el llevar una dieta inadecuada, desorganizada, que son entre las

principales causas de este padecimiento.

La vida sedentaria, la falta de ejercicios, acompañada de una dieta baja en fibras puede ser el factor

predominante de esta enfermedad. La ingesta de altas cantidades de carne y alimentos refinados van

adelante entre las causas.Café, bajo consumo de agua y mucho más entran en la gama de causas del estreñimiento.

Otras causas que pueden causar estreñimiento:

Enfermedades neurológicas.Causas del estreñimiento
Disfunciones metabólicas.
Fármacos.
Tabaquismo.
Alimentación rica en proteína de animal.
Dieta pobre en frutas y vegetales, la vida sedentaria.
Poca ingesta de agua, lo que hace las heces secas y duras.
Personas mayores.
Embarazo.
Abuzo de cafeína y alcohol.
Abuzo de laxantes.
Mala circulación sanguínea en el colon.
Los cambios de horarios por viajes, ansiedad, nerviosismo y comidas procesadas.

Podemos decir que una cosa es alimentarse y otra cosa es nutrirse, nos podemos alimentar con

cualquier cosa pero solo nos nutrimos con los que nuestro organismo puede digerir. (Y es lo que no digerimos lo que nos constriñe muchas veces)
Con un intestino sucio, infectado y obstruido en un estado de fermentación o putrefacción intestinal

no nos aprovecha lo que comemos ya que el intestino en general entra en un proceso de inflamación,

alterando la temperatura, y bajando los niveles de flujo de sangre, lo que en su proceso destructivo

hace el colon lento y como consecuencia estreñido.
Bajo estas condiciones todo aquello que debiéramos eliminar, como son las grasas, toxinas,

desechos… se van reabsorbiendo generando una serie de alteraciones como mala salud y auto-intoxicación.

Sobre-alimentación.

Comer en exceso, consumiendo una cantidad superior a la que podemos digerir y metabolizar, retrasando

así el ciclo normal de digestión no dejando espacio para la misma.

Alimentos refinados.

Alimentos sin fibra, eliminados por la industria alimenticia, por ejemplo el pan blanco, arroz refinado,

jugos azucarados, pastas, macarrones, galletas, pasteles, espaguetis, tortas, panqueques, son en

general todos aquellos alimentos que se les ha quitado su valor nutricional.

Alimentos sobre-cocinados.

Como las frituras, alimentos que pierden su valor nutricional por ser cocinado a altas temperaturas.

Los alimentos cocinados pierden las vitaminas, minerales que contienen vegetales crudos y que a la

mayoría de las personas no los come en su estado natural crudos.

Alimentos enlatados.

Alimentos enlatados con conservantes, embutidos de carnes frías con altos contenido de químico como el nitrato de sodio.

Mala combinación de los alimentos.

Carnes, con carbo-hidratos simples y sin presencia de fibra. Son combinaciones de comidas que producen fermentación y acidez.

Uso y abuso de los laxantes.

La mayoría de la gente que usa los laxantes, se siente seguras de usarlo, por lo rápido y alivio

compensatorio que se siente después de usarlos, porque no tratan de evacuar por los medios

naturales y que en realidad es la manera segura de hacerlo.
Los laxantes provocan una aceleración de la evacuación, alterando de esa manera el movimiento

peristáltico del intestino, dejando a su paso un colon perezoso.
Pero una de las consecuencias de la alteración del ciclo normal de alteración, es la interrupción

de la absorción de nutriente y agua en el intestino debido a que el tiempo o el ciclo es interrumpido

por la aceleración del laxante.
Sabemos que el significado de “laxar” es irritar, y es precisamente lo que el laxante hace al ingresar al colon.

El laxante contiene ingredientes que aceleran o provocan el movimiento precisamente porque actúan como irritante.